La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

martes, 27 de mayo de 2008

Inmediateces (IX)



INSTINTO


Me obligasteis a endurecer la piel.

Y me convertí en cocodrilo.

Ahora susurráis: ¡Cuánto has cambiado!

Y yo huelo el miedo en vuestros ojos

como si temierais mi dentellada.



12 comentarios:

cerillasGaribaldi dijo...

La piel es superficial, es el exterior. Se puede mudar para defenderse, pero nunca tendremos miedo al corazón, al alma, a las entrañas...no hay temor.
Te sigo, Ignacio

carmen moreno dijo...

Este poema es redondo.

Dashina dijo...

Son los demás los que provocan cambios y transformaciones o nosotros que facilitamos el camino?

Besos

Caperucito Lorca dijo...

Vaya mordisco nos has pegao con esto. Me encanta.

Sandra Garrido dijo...

Me gustó este bocado a la yugular, pero ablanda esa piel....un beso

Microalgo dijo...

No nos engañemos, ETDN. Si Usted es un cocodrilo, yo no tengo clorofila.

Los cocodrilos, los grifos, las arpías y los gusanos nacen, no se hacen. Uno puede creer que tiene la piel endurecida y el corazón hecho un callo, y a la primera caricia que contenga un dos por ciento de ternura (mire bien lo que le digo: a la primera caricia), verá que esa coraza no era más que cera de abeja endurecida. Se vendrá abajo fundida. Sé bien de lo que hablo... yo soy así (y no tengo más remedio que reconocerlo).

No sé si desearle que su coraza sea tan pétrea como anuncia, Dama ETDN. No le harán daño si la tiene, pero no notará tampoco las caricias y se maleará para el siguiente corazón que se le ofrezca.

Lo de los dientes es otra cosa. Esos, conviene tenerlos siempre, sea cual sea la textura de su piel. Y mostrarlos, y utilizarlos.

Que no sea NUNCA gratis hacerle a Usted daño.

Mega dijo...

Los años te endurecen la piel, sin duda. Pero estoy con don Micro: no permitas nunca que se vuelva impermeable al calor.

Besos

Blanca dijo...

Hola, ví lo de la tierra de nadie y, eso...a tomar aliento; y a saludarte.
Pues sí, parece que andan con más precaución al acercarse; pero como dice "Micro" hay que nacer cocodrilo.

Muy ilustrativo, sí señora.

Un abrazo

El Viajero Solitario dijo...

Te convierten en monstruo y luego te persiguen.
Lo que no saben es que, a pesar de la aparciencia, nunca serás uno de ellos, no vale con la fachada.
Y mejor que no lo sepan, que desconfíen, que teman.

Besos.

Mi Chica dijo...

Sucede.

Un beso ETDN

Divina nena dijo...

Buena dentellada...

Como se ha dejado claro, me reafirmo. Lo bueno es que sólo se endurezca la piel, que es lo que nos protege, que nunca se nos endurezca el corazón.

Muy bueno, como siempre. Un saludo

Enredada dijo...

Es lo que pasa por transformarnos en lo que no somos... después nos desconocen...
GENIAL!
besos