La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

lunes, 11 de enero de 2010

Nieve en Madrid


Domingo, 10 de enero de 2010


Nieva en Madrid y el tiempo discurre despacio. Tarde fría de domingo raro, comida cálida y paisaje navideño, aunque ya hayan pasado las fiestas, víspera de lunes de enero laborable.


Camino contra la nieve protegiéndome con un paraguas minúsculo y me gusta estar en la calle, asistiendo a un espectáculo de copos lentos cubriendo mi bolso, mi abrigo, mis manos enguantadas. No hay sal suficiente para asfaltar las calles, que no parecen las de esta ciudad. Esquivo transeúntes por la calle Mayor y no me resisto a comprar un roscón en La Mallorquina. Me quedo un buen rato quieta, bajo el frío y la nieve, contemplando la Puerta del Sol y me imagino dentro de una postal antigua e irreal.

Bajo las escaleras del metro y dudo si no será todo un espejismo. Imagino que al salir es primavera, que ya ha pasado el invierno, que el buen clima ha alejado los malos tiempos.

Pero salgo del metro y sigue nevando, más intensamente por este barrio, que me parece inusualmente silencioso y solitario. Nadie por las calles oscuras, donde la nieve ya ha cuajado. Juega el Real Madrid y la gente se apretuja en los bares con televisión de pago. Un grupo de adolescentes se tiran bolas de nieve que recogen del capó de los coches aparcados.

La mezcla de sal, hielo y nieve dificulta mis pasos. Camino despacio, con cuidado de no resbalar. Arrecia la nevada y deseo llegar a casa, encender la calefacción, merendar roscón con chocolate y mirar cómo la nieve desdibuja el contorno del paisaje conocido.

Los perfiles de las cosas cambian con la nevada y Madrid parece una ciudad distinta, desconocida y lejana, varada en este tiempo tan lento de enero congelado, de invierno extraño.

11 comentarios:

Lansky dijo...

Como es lógico, los que mejor han decrito la nieve son los rusos: Turgueniev, Tolstoi, Chejov. Creo que el editor Mario Muchnik tiene una antología de textos rusos "nevados". (Y qué calentito se está en casa leyendo...)

(Claro, Bolonia: sitio mágico, al menos la última vez que estuve, hace más de quince años)

D13GO dijo...

Me encanta que nieve en Madrid.

Y me da igual que el suelo resbale y que se ponga la nieve sucia y que los autobuses vayan más lentos :-)

Un beso desde Lejos del Paraíso

ETDN dijo...

Sí, Lansky, la literatura rusa da un poco de frío, jajajaja. Mejor resguardarse con una mantita en el sofá y ver el espectáculo de la nieve por la ventana.

D13GO, cuánto tiempo, me alegra leerte por aquí. Disfruta del paisaje. Un beso

NOVA dijo...

Me encanta Madrid nevado, pero verlo a través de una ventana. Miral al trasluz y ver esos copos, mirar el suelo, los coches, los tejados, la calle, yo envuelta en una manta, un rico chocolate caliente, acompañada de gente interesante y una buena charla.

Aroa dijo...

Etdn, no resbales.

Besos blancos.

Lara dijo...

besos...!!!!

NáN dijo...

Conste que me encantaría vivir en un lugar con por lo menos 4 meses de nieve y frío: hacer vida de interior.

Pero la nieve "rara" es magnífica. Es curioso, hoy se ha publicado la noticia de que las corrientes árticas este-oeste han oscilado y se han convertido temporalmente (por mucho más tiempo del habitual, porque es normal que a veces pase durante dos o tres días) en corrientes norte/sur y sur/norte.

Por eso, en Europa estamos teniendo 10 grados menos, mientras que en Groenlandia y Alaska están disfrutando de 10 grados más.

Así, tú puedes disfrutar y escribir este estupendo apunte de diario frío.

LUISA M. dijo...

Me ha gustado mucho esta descripción que haces. Es casi como si te acompañara en este recorrido por las calles de Madrid bajo la nieve y caminando sobre ella. Paraje helado y solitario, pero bello sin duda.
Una semana después, creo que han subido las temperaturas y nada es igual...
¡Feliz año! Y que disfrutes de esos paseos urbanos durante todas las estaciones.
Besos.

adrián dijo...

creo que llego con la nieve derretida ya... pero estoy. liado por malditos exámenes pero paseándome por tu diario imaginario. espero poder extenderme próximamente. besos!

TSARTO dijo...

Muy bueno el nombre y descripción del blog, así como el contenido que le das. Felicidades.

Microalgo dijo...

Uh. Lo que cuenta Nán me preocupa. Aquí diez grados menos puede suponer una cosecha de alcachofa (por ejemplo) a la porra... pero diez grados más en Groenlandia puede que no le afecte a Madrid, pero en Venecia se van a enterar de lo que vale un peine.

Me da la impresión de que los libros de historia en el futuro dirán "y mira que los científicos lo advirtieron, pero la población no hizo ni caso" y esas cosas.