La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

miércoles, 29 de abril de 2009

Amnesia



Hace frío en la casa

pero hoy dormiré con sábanas limpias.

Abril me trajo ilusiones en un paquete
y lo escondí tan bien que ahora no lo encuentro.

El edredón rojo voló al patio de los vecinos
y nunca lo devolvieron
no sabían que entre sus pliegues guardé una de mis manos.

Sacudiré el edredón azul con la que me queda libre
puede que me ayude con el otro muñón
uno siempre desconoce la utilidad de los miembros mutilados.

Suelen quedar arrugas en la ropa
incluso después de planchada.
Observo la cama sin hacer
y alabo el encanto de lo imperfecto.

En esta habitación hay algo raro
todo se pierde en agujeros invisibles.
Se desparejan los calcetines
y a los pantalones les faltan los tobillos.
Ya ni sé dónde guardé mi cabeza.

Al menos mi alma está a buen recaudo.
Cualquier día saltará de entre los libros.
Cuando menos lo espere se habrá vuelto verso.

Y otra vez he olvidado
el motivo del poema.


8 comentarios:

Malena dijo...

Te tenía que decir algo...pero...¿qué era? Fuera bromas, hermanita, has escrito un poema encantador.Para nota.

Besos y rosas.

Mi Chica dijo...

Me ha encantado,en serio..qué bonito!

Un beso ETDN

HombreRevenido dijo...

Yo también dejo el alma a secar entre las hojas de los libros.

Genial

manolotel dijo...

Las ilusiones, como los calcetines, van y vienen. Nadie sabe donde ni porqué. Solo podemos disfrutar mientras están con nosotros. Pero siempre nos dejan algo: un recuerdo, o, un olvido.
En este caso, un magnífico poema.

Con una mano, sin manos. Con motivos o sin ellos, mientras puedas escribir tu alma estará dando testimonio de su belleza.

Un beso fuerte, amiga.

adrián dijo...

tus poemas van cogiendo una dimensión bífida, por una parte lo sugerido, por otra lo intuido, los silencios entre estrofas quedan como libros sobre la repisa, esperando ser abiertos y degustados. me gustan cada vez más. un beso. recibirás mail en breves desde el norte. cuídate!

Microalgo dijo...

¿Cómo que no te acuerdas?

El motivo es el poema mismo.

Y así todo. La comida, la piel, la vida. Y el universo y todo lo demás, como diría aquél.

Besos borrosos, Dama ETDN.

Lara dijo...

hay algo raro aquí que me gusta mucho!

un besazo

Mega dijo...

Para haberlo olvidado, ¡qué bien está!

Lleva razón Lara: escribiste un poema lleno de olvidos cotidianos que nos buscan hasta concretarse; ausencias que se manifestan como muñones.

Besos y un abrazo