La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

martes, 9 de diciembre de 2008

Puente en Madrid

Puente de planes improvisados y confortables, a pesar de la lluvia. El sábado logré esquivar, aunque no del todo, la marea humana en la que se convirtió el centro de Madrid, carne de telediario. Aglomeraciones bajo las luces, anticipo de navidades de crisis pero sin privaciones, que viva el consumo que, en el fondo, es lo que nos mantiene. Desde el autobús, Atocha, Paseo del Prado, Neptuno, Cibeles, no pude saltar por encima de los coches, de capó en capó, sorteando el atasco, como hubiese deseado. Llegué tarde a la boca de metro equivocada, quise mojarme bajo una lluvia tenue, después de mil vueltas por fin se produjo el encuentro, en plena plaza de Cibeles. “Esta lluvia no es seria”, dijo el chico norteño, que soportó la espera y mi imprecisión con educada paciencia. Le di la razón y callejeamos Madrid de manera acelerada, con algo de nocturnidad húmeda pero sin alevosías ni excesos. Cumplí como cicerone despistada y leve, con pinceladas de guía turística pero no demasiado explícitas. El Café Gijón, la Biblioteca Nacional, Bárbara de Braganza arriba, hasta Fernando VI, intento frustrado de entrar en el Búho Real, parada en el Zanzíbar, mojito y cerveza negra, el último disco de Nacho Vegas y más cosas, qué obsesión la mía por los tíos con los que se lía Christina Rosenvinge, la no conveniencia de leer a Borges, pues yo prefiero a Cortázar, leéte Bienvenido Bob, cómo mola Andrés Suárez, me suena Pablo Ager, ¿prepara nuevo disco Pablo Moro?, creo que Calamaro y Nacho Vegas preparan algo juntos, ¿qué te ha parecido lo último de Chaouen?, estoy componiendo canciones, tendencias sexuales mixtas camino de Chueca, Calle Belén hasta Libertad 8, entramos y salimos indemnes del local, hasta Huertas – Círculo de Bellas Artes, las Cuevas de Sésamo, Teatro Español, Plaza de Santa Ana -, qué decepción, las letras del suelo no son de Bukowski, más intentos frustrados en La Trocha y en La Fídula, acabamos en el irlandés donde acabo siempre, más cerveza, de pie en la barra, poemarios inéditos y novelas acabadas, nuevas vidas o continuar con las de siempre pero de manera distinta, veranos felices, otros tiempos, el futuro está delante y nunca detrás, pragmatismo admirable, metáforas de montañas y bosques y gente que camina junta a pequeños trechos. Más lluvia fuera, noche corta y agradable que no da más de sí ni falta que hace, pues a ver si mañana voy al Rastro, es la línea 5, la verde, te acompaño al autobús, aquí está el metro, un placer, qué alegría, gracias por llamar, cuidate, te mandaré algunos poemas, vuelve por Madrid, ciao, adiós.

El domingo lluvioso con furia, luz sucia y gris, comida deliciosa prolongada hasta la madrugada en una casa acogedora de paredes naranjas con vino blanco y una mujer inteligente, divertida, interesante, dulce, valiente, elegante, con ganas de contar y compartir historias mágicas, momentos surrealistas, risas, fotos de una vida, de cuando el pelo p´atrás y desde entonces con el pelo p´alante, como debe ser, videos de you tube, intentos de introducirme en tendencias flamencas con escaso éxito debido a mi tozudez, Damien Rice cantando sobre mujeres que dibujan elefantes, Ben Harper, ese sí, vaya descubrimiento, un cd que es mucho más que un puñado de canciones, que es una tarde maravillosa, tan a gusto, pasando las horas, la del café y las galletas, cantautores mezclados con la biografía, círculos azarosos de mundos que son pañuelos, más vino, las doce y media ya, y sigue lloviendo, pero ha sido un domingo muy feliz, simple y feliz, qué difícil eso, historias que no hagan daño, historias de película que a veces existen en la realidad, cuarenta y ocho horas que te dan la vuelta, que lo transforman todo de repente sin pensarlo y sin pedirlo, gracias, niña, por tus historias, por tu generosidad, por tus ganas, por tus dudas y a seguir p´alante, siempre p´alante, con la cabeza bien alta, porque sí, recordando siempre que la vida es eso, simplemente así, nada más, fuera dramas, inseguridades las justas, que siempre hay gente dispuesta, donde menos lo esperas, que el primer paso es el difícil pero luego los caminos se multiplican. Chin, chin, este brindis es por ti. Y la canción, claro.


11 comentarios:

Microalgo dijo...

Un fin de semana nada mal aprovechado, vive Dios.

Y Ben Harper.

Hay que hacerse con algo de este tipo. Urgentemente.

Happy everafter is in your eyes.

Qué cosa.

Thanks. Besotes.

Lara dijo...

(ay, que con la segunda parte se me ha puesto todo el pellejo de gallina, en plan Rice)

ETDN dijo...

Sí, todo un descubrimiento Ben Harper, Microalgo. Ideal para las tardes de domingo en buena compañía. Lo añado a los cd´s pendientes.

Gracias, Lara. Pero es que fue así. Tarde feliz, sí. ;) Nos vemos el viernes.

el diari de kafka dijo...

Pues sí que te cundió...

Bonita canción la que oigo (buen final).

Susana dijo...

Ah qué bonito¡ Me he transportado allí, con las copas de vino y la lluvia. Yo este finde he aprendido a quererme, que suena a tópico, sí, pero que no es poco.
Muchos besos.

cerillasGaribaldi dijo...

Pues envidio tus paseos, envidio al cántabro y sueño con cruzar nuestras vidas paralelas, sueño con Madrid bajo la lluvia, en la calle o en una acogedora casa con Ben Harper en el ambiente (si abres tus querencias, prueba con Fleet Foxes).

Pero Madrid cuando más bonito está es cuando deja de llover, y esta tarde ha sido radiante, luminosa, limpia después de las tinieblas, ha sido una tarde maravillosa, con tanta vida contenida disparándose a raudales.

Pues envidio tus paseos, envidio al cántabro y sueño con cruzar nuestras vidas paralelas.

Muchos besos, Ignacio

ETDN dijo...

Qué alegría, tu tarde luminosa. El paseo por el bulevar cuando quieras, con Suze también, que seguro que a finales de esta semana tiene muuucho que celebrar.
Me ilumina tu luz, ojalá no sea tiempo de tinieblas ni oscuridades. Y gracias por la recomendación. Investigaré.

Besazo con lucecitas navideñas

Dashina dijo...

Qué maravilla de fin de semana. Quizá los planes inesperados se vuelven los más deseados.

Besos

kika... dijo...

a mí me encanta la lluvia,
y la luz
y tu luz de domingo lluvioso especialmente...

besos
besos
besos
Suze!

Mi Chica dijo...

Me ha gustado tu puente,y se nota que lo has disfrutado,:)

Hace que no visito Madrid y me lo has recordado.

Un beso ETDN y gracias!

Virginia Barbancho dijo...

Jooooooooooooooo....

yo tambien brindo
y me quedo pequeñita
que ya bastante la vida, así que al menos comapartirla, no?

suerte de domingo
de tu compañia...

joooooo...