La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

lunes, 7 de abril de 2008

Mala suerte


Yo vi cómo aquella pobre chica caía al mar. No se pudo hacer nada por ella. El día amaneció feo, con mucho aire, con nubes muy negras. Un golpe de viento, dijeron. Mala suerte. La maldición de los acantilados. No era la primera que se despeñaba y, desgraciadamente, tampoco sería la última. Como siempre que sucedía algo así enseguida se corrió la voz. A la gente le gusta inventar, exagerar, enriquecer lo que les cuentan con lo que imaginan, hasta que lo que es mero accidente o fatalidad se convierte en leyenda, en cuento de terror para los niños del lugar.

Pobrecilla. Tan rubia, tan joven, tan guapa. Las chicas rubias y jóvenes siempre son guapas, sobre todo después de muertas. Los periodistas indagaron en busca de alguna historia que vender. Pero todo era corriente, vulgar. Nada de mafias de prostitución, ni un caso probado de violencia doméstica. La chica era una camarera de Tomelloso. Una buena chica: nunca se había metido en líos. Vivía con sus padres y un hermano. Trabajaba mucho y le gustaba divertirse con sus amigas. No bebía, volvía pronto a casa, una vez tuvo un novio.

Qué triste morir así. De vacaciones, lejos de casa. Todo por el capricho de conocer el mar. Es lo que ocurre con las buenas chicas: cuando se les mete algo en la cabeza son las peores. Ay, la curiosidad. Ese afán por saberlo todo, por conocer hasta el más mínimo detalle. Esa manía que tienen las mujeres de fisgonear donde no deben: en los bolsillos, en los cajones, sólo para encontrar lo que luego desean no haber descubierto nunca.

Fue mala suerte. Que yo parara en aquel lugar, que nos enamoráramos, que ella decidiera venirse aquí de vacaciones. “No conozco el mar”, me dijo, con ojos inocentes y sonrisa pérfida. Todo fue bien hasta que empezó a hacer demasiadas preguntas sobre aquel hombre muerto. Siempre me pasa igual, no aprendo. Decididamente, tengo mala suerte con las mujeres. No podía arriesgarme a que, en un descuido, me descubriera. En cualquier momento podría registrar la habitación, encontrar la pistola, denunciarme.

-Quiero ir a los acantilados - me dijo.

- Es peligroso - le advertí.

-No si voy contigo - respondió.

Se empeñó en ir. Yo sólo quise complacerla. El resto fue fatalidad. Un paraje solitario, sin testigos, la temeridad de asomarse demasiado para contemplar el mar, un mal golpe de viento. Pobrecilla. Yo la quería. Pero era demasiado lista.
Qué mala suerte.

24 comentarios:

Mega dijo...

Este asesino tan comprensivo se sabía ya descubierto y por eso la mató.

("La maté porque era demasiado lista", señores lectores. ¿Seguimos con Aub, Crímenes ejemplares?)

Buen relato. Muy bien dosificado.
Saludos

conde-duque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
conde-duque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
conde-duque dijo...

Qué bueno. Me ha encantado. El estilo sencillo y la dosificación de información.
Cuando dice "pobrecilla" es aún más terrorífico desde el punto de vista ético. El Destino o la Fatalidad es el narrador. Por encima de todo. Eso puede chirriar un poco (esa maldad y esa frialdad tan exagerada, al decir "pobrecilla"). Un cuento de terror, ¿no?
Besos.

Microalgo dijo...

Moraleja: no le des la espalda a alguien cuando estés de cara a un acantilado. Que la majaronería campa por este mundo.

aunqueyonoescriba dijo...

oooh, que giro inesperado...

carmen moreno dijo...

Qu� perra, la t�a, �no? Me uno a la moraleja de Don Micro. Muy bien contado, s� se�ora.

Estoy volviendo.

Microalgo dijo...

Y bueno...

Tan lista no sería, por otro lado, cuando se puso a tiro de la gravedad.

Dashina dijo...

Cuando haces demasiadas preguntas y no te saben responder, nunca le das la espalda, no sea caso que aparezca un mal golpe de viento.

Besotes

El Viajero Solitario dijo...

Bien manejado el ritmo del relato. El empleo de frases cortas y simples le viene como anillo al dedo.
Que el protagonista se refiera a ella como "pobrecilla" creo que lo hace más humano y terrible al mismo tiempo, de alguna manera, se ve obligado a hacer algo que no quiere.

Si me permites una observación, creo que anticipas demasiado pronto lo que ha ocurrido. El tercer párrafo deja entrever que él la asesina, y el cuarto lo corrobora.

En mi opinión, el cuento ganaría más fuerza, más efectividad, si no se desvelara hasta la última línea qué fue lo que ocurrió, la motivación de él (el hallazgo del arma) para matarla.

Es sólo una opinión mía, es probable que esté equivocado.

Muy buena la historia y la forma en que esta planteado la narración.

Besos.

en tierra de nadie dijo...

Gracias, vuestras aportaciones son interesantes y acertadas. Me gustan las opiniones sinceras, discrepantes, que aportan sugerencias para ir mejorando y perfeccionando. Y es para mí un honor de recibirlas de escritores (sí, así lo proclamo) como vosotros, cuyo criterio respeto porque también os admiro y sé que entendéis de literatura.

Me siento honrada, de veras.

besos agradecidos

ETDN

en tierra de nadie dijo...

Quería decir "es para mí un honor recibirlas"

NáN dijo...

Así de hija puta es la vida.

A mí me ha gustado mucho, ETDN, pero, la imaginación es libre, no me hace pensar en un asesino sino en una asesina. Quizá por eso de que la víctima "una vez tuvo un novio" (¿no es muy poco para una hetero?).

Que te maten por ser listo: ¡muy bueno!

Marinero en Marte dijo...

"no conocia el mar". ese fué el problema...

:)

Sandra Garrido dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sandra Garrido dijo...

Pues a mi a pesar de aDELANTARLO UN POQUITO, LO SIGO VIENDO AL FINAL, DE HECHO ME HAS SORPENDIDO, HAY UNA PARTE DE LA HISTORIA QUE ME RECUERDA UN POCO AL PECADO ORIGINAL ..AQUELLO DE QUE LAS MUJERES..CUANDO SE LES METE ALGO ENLA CABEZA, LA CURIOSIDAD...ME RECUERDA A EVA EN EL LIBRO DE GIOCONDA BELLI. "EL INFINITO EN LA PALMA DE MANO"---NO SÉ COMO LO HACEMOS PERO HASTA DE SER ASESINADA PARECE HABER TENIDO LA CULPA.

UN ABRAZO

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Tienes lujos por aquí de comentaristas y eso debe ser un honor para ti. Me alegro mucho

Muy interesante.
Sí, tal vez algo previsible pero intenso.
Enhorabuenaarrrrrr

Estoicolgado dijo...

esto pasa cuando juegan más de dos

(cada vez lo haces mejor)
muaks!

en tierra de nadie dijo...

Nan: Era una buena chica. Así le fue. Moraleja: mejor ser mala. ¿te veo en las Tres Rosas Amarillas esta tarde?

Marinero: cuánto tiempo, gracias por comentar.

Sandra: No pretendía yo tanto.si lo lees con atención descubrirás quién narra la historia.

Roldan Knight: Honor y lujo es que te haya gustado y que te animes a comentar. ;P

ESTOICOOOO: te echaba de menos por aquí. besazo.

Enredada dijo...

Te deje algo en mi blog, pasas a buscarlo????
besotes

memo dijo...

un golpe de viento, claro las cosas pasan porque tienen que pasar, buen relato

Mi Chica dijo...

Nunca conocemos el final...

Un beso ETDN

Xavie dijo...

Hola ETDN,
Yo creo que está muy bien. Que como dice conde en uno de los comentarios del inicio, el estilo está muy ajustado al relato y que la información está muy bien dosificada.
Me gusta mucho.

Un saludo,
X.

F.J. Medina Fdez dijo...

La ignorancia os hará libres!! Y felices...

Muy buen relato! Un saludo.