La vida consiste en equivocarse, cada uno a su manera. -Manuel Vicent-

Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz.-Nietzsche-

La vida es una mezcla de aquello que deseamos hacer con ella y aquello que somos capaces de hacer con lo que ella nos trae.-Sergi Bellver-

martes, 8 de junio de 2010

Tarde de Emily y lluvia

Ojalá fuese para ti el verano
si los días de estío se te alejan


El cielo nublado y la ventana abierta. El aire fresco y el olor a tierra mojada. La indolencia de una tarde sin obligaciones en mucho tiempo. La felicidad de estar disfrutando del momento, de lecturas ajenas haciéndolas mías. Emily Dickinson llena este atardecer húmedo de nostalgias imprecisas.


¿Y quién me sacará un día de fiesta,
con unas alas para huir,
con pompa que aún no te figuras?


La ropa de invierno en la lavadora, la de verano dispuesta para ser planchada. Las ganas de escribir, las fantasías sobre planes cerrados y sobre viajes inexistentes. El miedo fuera, el vacío a llenarlo a base de ilusión. La gente que me quiere y que está, a los que no están no los quiero para nada. La sensación de que aún quedan algunas primeras veces.

La lluvia suave llevándose el calor, junio incipiente, palabras que hacen soñar.


Saber llevar nuestra porción de noche
o de mañana pura;
llenar nuestro vacío con desprecio,
llenarlo de ventura.

Aquí una estrella, y otra estrella lejos:
alguna se extravía.

Aquí una niebla, más allá otra niebla,
pero después el Día.


Hoy algunos poemas me describen.


Hay una soledad del mar,
una soledad del espacio,
una soledad de la muerte.
Y no obstante parecen compañía
comparadas con esa más profunda
–intimidad polar,
infinitud finita:
la del alma consigo.



(Poemas extraídos de: Emily Dickinson. Poemas. Colección Visor de Poesía. Traducción de Mariá Manent)

3 comentarios:

Microalgo dijo...

¡¡Ánimo, que ya queda poco!!

O más bien (disculpe):

¡¡Ánimo, que aún queda mucho!!

Virginia Barbancho dijo...

Que bien suenan esos versos..

jordim dijo...

bonitas palabras.